Esta tarde he decidido disfrutar con mi familia viendo la procesión del Lunes Santo en San Antolín. Creo que ha sido la primera vez que hemos estdo sentados toda la procesión y la verdad es que se nos ha hecho corta… Además he podido probar una nueva cámara que tenía ganas de dedicar un tiempo de ocio con ella y por fin hoy me he recreado en todos los sentidos…

Victoria, la mamá de Victor (el mejor amigo de mi hijo Alan) tenía este plan para esta tarde. Nuestros hijos querían pasar la tarde en la procesión así que allá que ha ido mi mujer primero con los crios y yo he apurado un poco para terminar un monteje pero corriendo, he llegado a tiempo de ver el primer paso.

Me he planteado el reportaje en blanco y negro porque iba a caer pronto la noche y me parece mucho más interesante para la idea surgida disparar el blanco y negro en cámara.

He querido transmitir siempre desde mi silla alquilada, el punto de vista del observador de una procesión y el observador de las personas que son protagonistas de ese momento y sus historias. Me ha sorprendido que cada vez todo iba fluyendo de un modo armónico y no dejaban de presentarse situcaiones curiosas que he podido reflejar aqui.

Con el deseo de compartir con todos vosotros este buen momento, os muestro una selección que he preparado para este post.

Feliz Semana Santa.

 

Síguenos en redes sociales:
Facebookyoutubevimeoinstagram