Tras la fantástica experiencia del año pasado realizando un vídeo para la graduación de Medicina, la promoción 2011-2017 han querido contar conmigo para crear una obra que estoy seguro os va a conmover.

Tras la primera reunión con el equipo encargado de gestionar el vídeo, todos salimos emocionadísimos con la idea principal del vídeo. Esa ilusión y ganas de hacer un buen trabajo que ellos me han transmitido en todo momento, me ha llevado a ilusionarme con ellos y sentirme un estudiante más con esa alegría alucinante que proporciona el fin de curso y fin de carrera.

Muchos e-mails, multitud de wasaps y más de una llamada telefónica, han sido necesarias para ir puliendo todos los detalles de cada escena y trabajando al 100% en equipo, donde el buen rollo y las ganas de decidir en consenso constante, me han enseñado a escuchar con atención sus ideas, ya que estaban cargadas de valor e innovación.

En realidad, aunque suene a tópico, cuando se pone el corazón en agradar, respetar y facilitar; se obtiene siempre un buen resultado.

Hoy 16 de Junio de 2017es el gran día de la graduación y proyección de esta cadena de favores tan especial. Cadena que espero y deseo continúe aún habiendo entregado el vídeo y que sigamos sumando eslabones en el futuro.

Confieso que me hace mucha ilusión poder asistir al acto. Poder sentir las reacciones de todos los nuevos médicos, de sus amigos y familiares. De compartir un proyecto que no quedará sólo en un vídeo más que ameniza el acto, sino como un recordatorio para nuestras vidas de la importancia de DAR y RECIBIR, sin que en el acto generoso de dar haya un interés por compensar y recibir lo dado.

Finalmente agradecer a todos los estudiantes y en especial al equipo más estrecho de “supernenas” (que así se llamaba el grupo de wasap) y supernenes, claro está, que han estado en todo momento aportando.

Me quedo con las ganas de haberos conocido a todos un poco más, pero estoy seguro de que la vida, si continuamos esta cadena, tarde o temprano volverá a unir nuestros eslabones.

 

Como es de bien nacido el ser agradecido, acepté la amable invitación de Felices al acto. Me vestí de gala y cámara en mano quise captar algunos momentos. Me encantó veros tan felices y elegantes…

Ser participe de momentos importantes en las vidas de las personas, momentos cargados de emociones, instantes que trato de inmortalizar para el recuerdo… Es por eso que disfruto haciendo reportajes de bodas. Disfruto compartiendo momentos desde el corazón y este es uno de ellos.

Con este sencillo montaje quiero agradecer una vez más a la Promoción de Medicina 2011-2017 el haber contado conmigo y el haberme hecho sentir un amigo más, porque como dice la canción con la que termina el vídeo que se proyectó: “hay un amigo en mí”.

Gracias.

Síguenos en redes sociales:
Facebookyoutubevimeoinstagram