Robert y Jero son personas muy interesadas en cuidar todos los detalles de su boda. El amor es el motor de la creatividad. Por ello, su motor es muy potente como vais a descubrir en este post.

La invitación de boda que ellos han confeccionado, sin necesidad de delegar en empresas especializadas, recoge pasado, presente y futuro en originalidad a la hora de presentar una idea.

El cine de animación nació con el zoótropo y la técnica del flipbook. Ésta última lo hemos hecho todos de pequeños con los libros del cole. Consiste en dibujar monigotes en diferentes posturas en la parte baja de una libreta o en una esquinita de modo que al pasar la hojas se consigue una sencilla animación.

Contando con esta técnica, organizaron con sus amigos Adrián Martín y Antonio Olmos una sesión de fotos en secuencia que daría como resultado un flipbook fotográfico. Pero la invitación no sólo sería esta animación, ese es el comienzo.

Ahora entraba en juego el presente y futuro tecnológico:

Una música de fondo, activada mediante un código QR, acompañaba la animación.

 

Con la misma técnica del código QR, facilitan cómo llegar a las localizaciones de la boda.

 

Mediante la realidad aumentada, realizaron un multimedia con la app Layer que activaba un videoclip hecho por ellos.

 

Y por último, botón en la pantalla del móvil te invita a escuchar un poema muy especial para ellos como broche de oro a esta original invitación de boda.

 

Como conclusión del post quería comentar lo afortunado que me siento de que parejas tan ilusionadas en su boda como lo son Rober y Jero, cuenten con nosotros para realizarles el repotaje de fotos y vídeo ese gran día.

Estoy seguro de que nos esperan mucha más sorpresas en los próximos días, porque como antes he dicho, el amor es el motor de la creatividad y amor en esta pareja lo hay y mucho.

Que disfrutéis del vídeo tanto como yo y espero que os de ideas para vuestra boda.

 

Chema Román

Síguenos en redes sociales:
Facebookyoutubevimeoinstagram