Project Description

Dicen que el mejor amigo del hombre es el perro, y así lo demuestran estas imágenes. Bali no quiere, ama a sus dueños Jesús y Nardi. Esta sesión de preboda es muy especial ya que en ningún momento la perrita nos inoportuno ni molestó en ninguna foto, es más, sus movimientos cada vez eran más armónicos y casi como una modelo posaba delante de la cámara.

Gracias a Bali, consegui que los novios se olvidaran de las fotos y de este modo, entre risas y juegos el resultado es una sesión inolvidable como podéis ver a continuación.