Project Description

Una de las cosas que más disfruto en mi profesión de realizador y fotógrafo es pasar una buena tarde de fotos con una pareja de amigos. Tamara y José son ya como de la familia… cada vez que quedo con ellos hay una confianza y buen rollo que dan como resultado un reportaje natural y creativo.

Aunque tuvimos que hacer muchos kilómetros hasta esta localización, merecía la pena, ya lo creo que sí.  Tuvimos la suerte de encontrar un rebaño de ovejas de camino que, como es normal en mi estilo, no podía dejar pasar la oportunidad de echarnos unas risas correteando tras ellas. Eso sí, el pastor nos miraba con cara de pocos amigos…

Establecimos el campamento base en una pradera que tenía de todo; casa vieja, prado, horizonte despejado y hasta una vieja cadena que encontró mi amigo Ventura y usamos como atrezo para algunas de las fotos. El simbolismo que buscaba con esta cadena oxidada es que el amor está por encima de cualquier cadena y el compromiso deseado es la unión mas fuerte que existe en una pareja. Pero, vamos las fotos son siempre de libre interpretación y lo mejor es que cada uno interpreta las imágenes según se siente…

Sin más, os dejo con esta sesión inolvidable.