Project Description

Cuando les propuse a José y Tamara hacer la sesiónen el Salto del Usero en Bullas, ¡no me podía imaginar que finalizaramos la sesión metidos todos en el agua!… Ellos fueron muy previsores y se viniron preparados con toallas y ropa para cambiarse.

Comenzamos nuestra sesión bien sequitos por la zona, que para mi era la primera vez que la visitaba y me sorpendió el contraste de las zonas rocosas con tonos marrones rojizos, con otras blanquecinas aumentando este contraste el inerior de la cueva de rocas negras. Estos contrastes de piedras y tierra armonizaban perfectamente con los reflejos de los árboles en sus cristalinas aguas. Un lugar que me enamoró y pienso volver no muy tarde.

Al llegar, unos adolescentes estaban tirándose y armando jaleo. Así que mi ruta fue buscar rincones limpios de estridencias y todo resultó genial hasta que, cansados de que nos le hiciéramos caso, tiraron una chancla al agua cuando se marchaban… ¡qué edad más mala…!

Tras esa chancletera despedida por fin estabamos tranquilos en la cueva y nos divertimos como niños en el agua.

Espero que os gusten las luces y  sombras de este espectacular rincón murciano.