Project Description

Y es que cuando los novios son apasionados del flamenco, no se les puede hacer mayor homenaje que con un divertido videoclip que lleva varias canciones, pero la más destacada, el tributo a Camarón.

Tras la elección de la idea, nos pusimos a trabajar en la planificación cuidando cada detalle de los que salen en el vídeo. A todo lo planificado, se le suman varias improvisaciones magistrales que le dan un valos añadido al vídeo.

El lugar para rodar me encantó. El paisaje del Puerto del Garruchal como telón de fondo, la casa de campo con todos los aperos y elementos rústicos que me dieron tanto juego y por último un campo de olivos espectacular. El único detalle con los olivos, es que olvidaba que tengo cierta alergia a este legendario árbol y me hizo pasarlo un rato mal a posteriori…

Pero cualquier sacrificio merecía la pena por crear un vídeo que fuera recordado por Tamara y Salva, que así se llaman los recién casados,  y también fuera recordado por todos los familiares y amigos que se entregaron al 200% en el proyecto.

Gracias a todos de corazón, por permitirme recrearme con vosotros en mi pasión.