Felicidad. Eso desprendían por los cuatro costados el día de su boda esta jovencísima pareja de enamorados. La ilusión de Tomás por pasear con su mujer en vespa con sidecar me llevó a poner todos los medios posibles para que CINEBODA estuviese a la altura de tantas emociones. Para ello incorporé un nuevo sistema de estabilización electrónica que ya conocéis del vídeo presentación del giroscópio. La alegría a raudales de Alejandra me ha llevado a realizar este montaje, que como veréis, no os separará la atención de la pantalla ni un segundo.
Por todos es sabido que lo que bien empieza bien acaba y éste ha sido el resultado.
¡Gracias chicos por contagiar vuestro entusiasmo!

Síguenos en redes sociales:
Facebookyoutubevimeoinstagram