Y con estos alumnos tan gamberros preparamos esta sorpresa que jamás olvidarán los novios…

Nos colamos en un cole de Fuente Álamo donde la novia estudió de niña. Su seño nos cedió la clase con todos los materiales necesarios y sobre todo con todo el corazón necesario… Gracias a ella fue posible que saliese así de bien todo.

Gracias también a la buenísima disposición de todos los amigos y familiares que hicieron lo que estaba en el guión y muuuucho más… hasta el punto de meterse todos en una furgo apretados como piojos, encima con el conductor gastando “bromicas” acelerando y frenando… ¡todo un show!

Síguenos en redes sociales:
Facebookyoutubevimeoinstagram