Cada vez que reviso este vídeo no paro de reirme… Es sencillamete genial. Todos los participantes se entregaron en cuerpo y alma para dar su “mejor” rostro en cada plano.

Las risas, cachondeo y locura generalizada hicieron que al día siguiente me quedara sin voz… pero eso forma parte de este mundo del “espectáculo”…

Gracias Magda y Manuel por confiarnos el reportaje de vuestra boda que siembre recordaremos con mucho cariño.

Síguenos en redes sociales:
Facebookyoutubevimeoinstagram